Entradas

Escucha del segundo disco de Ciclonautas: ‘Bienvenidos los muertos’

Hace poco más de año y medio que Mai Medina (guitarra/voz), Txo Pintor (bajo) y Alen Ayerdi (batería) publicaron su debut ‘Qué tal?’, doble álbum que les valió ser el grupo revelación de nuestro Rockferéndum, con una gira que les llevó a formar parte de carteles importantes como Viña Rock, Aúpa Lumbreiras o los conciertos ibéricos de Slash. Ahora, año y medio largo después, regresan con ‘Bienvenidos los muertos’, un segundo disco de diez temas y tempos más rápidos por lo general, en el que son más concisos con su propuesta estilística, aunque las canciones no están exentas de desarrollos. He aquí un análisis:

1-Bienvenidos los muertos. El single, que ya vio la luz en forma de espectacular videoclip, da muestras de que estamos ante un álbum de guitarras muy cuidadas, incluida alguna fugaz y decorativa armonía, aunque el final es puro fuego, sin florituras.

2-Los fantasmas del ocaso. Que no te engañe la voz flamenca de la intro, la base de este tema es el rock and roll de AC/DC, aunque con un steel guitar liderando su travesía hacia terrenos sureños.

3-Pensamientos perros. Mai es especialista en agriar los riffs de toda la vida y así hace con este, que en esencia es un rhythm & blues, también en cuanto al vivo ritmo que imprime Alen desde la batería.

4-Uh la la. Esta desértica pieza es el paradigma del patrón más usado en la composición por Ciclonautas: comienzo lento de voz casi susurrada con progresivo crescendo hasta llegar a la explosión final; entre medias, una parte –normalmente antes del solo de guitarra- que rompe con el resto de la canción.

5-Mordieron luna (hasta rabiar). El título parece de Marea, y es quizás el tema más próximo a lo que entendemos por rock estatal, aunque el hammond de Iñaki Uoho –quien podría volver a engancharse a algún tramo de la gira de Ciclonautas-, el whammy en el solo de guitarra y los coros soul de Airam Etxaniz contrarrestan esa sensación.

6-Extraño. Los dos solos de guitarra son de Marc Ford, y además se nota rápidamente el cambio de solista, pero la canción –muy sutil en las estrofas, por cierto- no recuerda especialmente a The Black Crowes.

7-Torcido. Recuperan su lado más rocoso con esta pieza en la que Alen tiene unos compases para demostrar que tiene multitud de recursos como batería.

8-La reina. De su delicado comienzo a su corrosivo final hay un mundo, pero en sus manos parece sencillo llegar a la cima sin que haya sobresaltos durante la escalada de intensidad.

9-Fetiche. El oscuro arpegio con el que nos recibe está anunciando tormenta y no nos equivocamos, pues los acordes, aunque pocos, atruenan. El punteo de guitarra adquiere personalidad propia octavando las notas.

10-Carnavalito. La única licencia folclórico-argentina que se ha permitido Mai esta vez, sonando un charango y todo. Si Jimmy Page hubiera compuesto “The Battle for Evermore” en La Pampa, habría sonado parecida a este “Carnavalito”.

El disco -cuya portada se desvelará mañana- sale a la venta el 27 de noviembre de nuevo con El Dromedario Rercords, y se presentará ante los fans a principios de diciembre con un showcase acústico en el madrileño FNAC de Callao, aunque será ya el año que viene cuando la banda se lance a la carretera, teniendo conciertos confirmados en salas durante todo el invierno y parte de la primavera. Queda claro que Ciclonautas no es un mero entretenimiento de Alen mientras Marea sigue hibernando, ¿verdad?

Ciclonautas. Rock en español

Texto: Juan Destroyer
Foto: Miriam de la Fuente

Fuente: Mariskal Rock

 

‘Bienvenidos los muertos’, más de 27.000 reproducciones en los primeros 9 días

El lunes 2 de noviembre se presentó Bienvenidos los muertos, primer single y videoclip del esperado 2º disco de Ciclonautas; pues bien, habiendo transcurrido 9 días desde entonces, os comunicamos que el video ha superado ya las 27.000 visitas. Dicha cifra se obtiene sumando las reproducciones obtenidas en los canales de Youtube y de Vevo.

Por otra parte, aprovechamos esta nota de prensa para presentaros el canal de Vevo de Ciclonautas, en él encontraréis ordenado todo el contenido audiovisual del grupo. Esperamos que os guste.

Ciclonautas, final de la grabación de su 2º disco

Es un placer anunciaros que Ciclonautas ya han terminado de grabar su 2º disco; la grabación, realizada nuevamente en los Estudios Aberin de Navarra, ha tenido lugar apenas año y medio después de la publicación de Qué tal?, su laureado primer álbum.

Iñaki Llarena fue de nuevo el elegido para afrontar las labores de grabación, producción y mezclas del nuevo trabajo de Ciclonautas, banda revelación de 2014 para la prensa especializada. 10 canciones integran el CD, destacando la colaboración en una de ellas de Marc Ford, guitarrista de los legendarios Black Crowes.

En los próximos días verá la luz el primer adelanto del disco, estando previsto el estreno del videoclip para el próximo 1 de noviembre. Por lo demás, deciros que os mantendremos puntualmente informados de todo lo relativo a su lanzamiento: fuera de toda duda, uno de los más esperados de 2015.

Bienvenidos:

«Faltan 10 días», «Faltan 9 días», «Faltan 8 días», «Faltan 7 días»

‘Relindas’ Milongas

CONCIERTO DE MILONGAS EXTREMAS

Fecha: miércoles, 30 de septiembre. Lugar: Cervecería Onki Xin, Donibane. Intérpretes: Milongas Extremas, cuarteto integrado por Gastón Puentes, Pablo Polo Piñeyro, Matías Rodríguez y Santiago Martínez, a las guitarras y a la voz. Incidencias: concierto enmarcado en la gira Vámonos que está realizando el grupo por el Estado. Hora y 50 minutos de duración, descanso incluido. Lleno, público entregado.

Camino de Madrid, la gira estatal en la que están inmersos los uruguayos Milongas Extremas sumó a ultimísima hora una fecha en Iruñea, recalando los músicos en el acogedor Onki Xin; haciéndolo en verdadero loor de multitudes. En medio de un llenazo marcado por la expectación que presidió el ambiente -en primer lugar- y, desde que comenzó el concierto, a fuego, por la pasión y la entrega de los presentes: un público que cantó, dio palmas y disfrutó plenamente del arte y originalidad de los de Montevideo a la hora de tratar y retratar el cancionero de Extremoduro, dejando tintada la noche de buenísimas sensaciones.

Erigido el espectáculo sobre dos vueltas o partes, la música se materializó de entrada con un medley concebido para calentar motores -seguramente-, perfecta tarjeta de presentación articulada sobre conocidos extractos de canciones de la legendaria banda de Plasencia. Con inconfundibles aires de milonga y bolero -en determinados momentos- ejerciendo de característico nexo de unión entre el hacer del cuarteto y la lírica de Robe y compañía, conformando los ritmos alumbrados por las guitarras, perfectamente orquestados, un engranaje sonoro perfecto, nota a nota. ¿Lo más destacado de esta primera parte? Las interpretaciones de Golfa o So payaso, con mención especial en esta última, sin nombrarlo, para el guitarrista de Extremoduro Iñaki Uoho Antón, presente entre el gentío.

La segunda vuelta, tras unos minutos de descanso, se abrió con un fragmento de la memorable canción río Pedrá, deparando entre otras interpretaciones Contra todos (tema incluido en Lo que aletea en nuestras cabezas, primer CD del nuevo proyecto de Robe) o la de un nuevo fragmento, de La ley innata en esta ocasión. Pero, además, también encontraron acomodo algunos temas propios suyos -al igual que en la primera parte-, antes de que los uruguayos volvieran al repertorio que les está afamando con hits como Jesucristo García o La vereda de la puerta de atrás.

Milongas Extremas, único grupo de versiones de Extremoduro reconocido por Roberto Iniesta, triunfó en Onki Xin, y lo hizo demostrando ser más, mucho más que un grupo de versiones: dejando claro cómo hacer las cosas sin caer en lo vulgar y predecible; y que cuando las cosas se hacen bien, porque así salen desde dentro, salen bien; Milongas Extremas, banda que ha tenido que venir desde allende el océano para dejar entrever cómo hacer un tributo digno a Extremoduro. Y, más allá de lo dicho, quedando claro de su mano también lo siguiente, que las canciones de Extremoduro, pura energía a todos los niveles, ni se crean ni se destruyen -al igual que la energía propiamente dicha-. Que, llegado el momento, se han transformado, habiendo vuelto tras cruzar el Atlántico cual si de un boomerang se tratasen… en clave de milongas. De relindas y rechulas milongas.

Y todo ello ante un público que, absorto, terminó totalmente rendido a los nuevos ropajes de dichas canciones, incendiando la noche con sus aplausos y griterío al igual que Gastón, Pablo, Matías y Santiago con sus interpretaciones: unos músicos que, tras contar sobre el escenario como inmejorable broche final con la presencia de Uoho y de Kutxi y Alén -de Marea-, terminaron tan agradecidos… Como emocionados. Nosotros, testigos de ello como fuimos, diremos que tras el éxito obtenido no fue para menos su emoción.

Por J. Óscar Beorlegui
Fuente: Diario de Noticias de Navarra