Chica Sobresalto desata la locura en su primer concierto post-OT

El fenómeno Maialen es ya una realidad como ya se pudo demostrar la pasada semana consiguiendo agotar todas las entradas en menos de una hora para su primer concierto post-OT. Este sábado se desató la locura en Pamplona desde horas antes del concierto, con fans rodeando el recinto, coreando el nombre de Maialen, cantando sus canciones y gritando de forma histérica cada vez que la veían aparecer por encima de las vallas en la prueba de sonido.

Qué decir del concierto que no se haya dicho ya en todos los medios de comunicación. Una palabra que podría resumirlo sería “magia”. Es lo que se produjo dentro de un recinto de ensueño, en una noche de verano absolutamente maravillosa, con un formato especial para la ocasión, acompañada por una pianista imponente, Leire Celestino, que demostró su saber estar y sobriedad desde el primer momento a la vez que su espontaneidad cada vez que Maialen le requería interactuar o complicidad, y una Maialen en estado de gracia que hizo las delicias del público y que mantuvo a tod@s con el alma en vilo en muchos momentos, que en otros nos relajó y nos hizo reír, y que finalmente hizo estallar y poner patas arriba la Ciudadela y a una audiencia que dio todo a pesar de tener que estar sentada.

A este respecto añadir que con las medidas sanitarias cumpliéndose a rajatabla, Maialen tras el concierto atendió a todos y cada uno que lo desearon durante más de dos horas. Todos ellos ataviados con mascarillas, pudieron fotografiarse, llevarse firmado el disco e intercambiar emociones con Maialen, lo que produjo escenas de emoción y cariño que evidencian el efecto que produce en tod@s nosotr@s.